El Príncipe Angélico del Sur

El Príncipe Angélico del Sur
Angeles.Cielo Forma.Oraciones.Principados

Los lobos Sköll y Hati

Los lobos Sköll y Hati
Mitologia Nordica. Runas

Calma y Serenidad

Calma y Serenidad
Afirmaciones.Espiritualidad.Meditaciones.Salud.Videos

Gracias a cada segundo

Gracias a cada segundo
Afirmaciones. Oraciones

RUNAS - Parte II

30.1.09

Averigua las runas y aprende los signos,
las runas de mucha fuerza,
las runas de mucho poder,
que el tulr supremo tiñó
y los altos poderes hicieron
y el señor de los dioses grabó.
Canto rúnico de Odín.





La piedra de Rök en Östergötland, Suecia, tiene la inscripción más larga conocida. Escrita por Varin en memoria de Vaemod, su hijo muerto, es un documento literario de principios de la época vikinga (alrededor del año 800). Contiene alusiones a canciones y leyendas perdidas. Texto tallado empleando el Futhark antiguo y el Futhark joven.Tiene una altura cercana a los 2,5 metros, y más de 1 metro bajo tierra. Es de granito de grano fino, de color gris claro, con cerca de 280 inscripciones rúnicas en el frente y 450 en la parte posterior. Le faltan algunos trozos, especialmente en los costados, que se han perdido.

Runas, antiguo escrito alfabeto cuyas letras poseían un nombre intencionado y un sonido significativo.

Las interpretaciones de las Runas usadas para adivinación eran practicadas antiguamente por los Maestros Rúnicos, sus secretos no fueron registrados, o si lo fueron, no sobrevivieron. En tiempos antiguos las Runas y sus símbolos eran empleadas por los guerreros resueltos a conquistar, pero hoy en día sirven al Guerrero Espiritual: aquél cuya búsqueda es la de sostener batallas consigo mismo, cuya meta es el cambio de sí mismo. El Bhagavad Gita, ("Canción de Dios conjunto de escrituras sánscritas hindúes, adoradas como las escrituras sagradas del hinduismo y consideradas uno de los clásicos religiosos más importantes del mundo) lo expresa concisamente en el capítulo 6, verso 5:

Eleva al yo por el Yo

Y no permitas que el Yo languidezca,

Pues el Yo es el único amigo del Yo,

Y el Yo es el único enemigo del Yo.

Para el Guerrero Espiritual. Libre de ansiedades, radicalmente solo y desapegado de los resultados o consecuencias, el Guerrero Espiritual pone en práctica la confianza absoluta en la lucha por la conciencia y está constantemente atento a la importancia de tener un presente verdadero. Toma mucho tiempo crecer en sabiduría, sin mencionar el tiempo que toma aprender a pensar bien. El Camino del Guerrero no es para cualquiera, aunque está a la disposición de todo aquél que esté dispuesto a ser sometido a sus retos.

Aventurarse por dicho Camino significa cultivar el Yo Testigo, el Observador Interno, aquél que puede conversar provechosamente con las Runas.

Trabajar con las Runas ha sido una fuente de transformación en mi propia vida, y a través de “leerlas” para los demás, en las vidas de muchos otros.

Vuelvo a citar al Dr. Martín D. Rayner, (Profesor de Fisiología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Hawai) ya que, de todos los libros sobre historia de runas que he leído, considero que sus palabras son de las más acertadas en este tema:

“Es difícil imaginar los inmensos poderes conferidos a los pocos que aprendieron a ser hábiles en el manejo de los marcadores simbólicos o glifos para transmitir el pensamiento. Esos primeros grifos eran llamados runes, del gótico runa, que significa algo secreto, un misterio. La letra rúnica o runastafr se convirtió en depositaria de las intuiciones, las cuales eran enriquecidas de acuerdo con la habilidad del practicante de Runemal, el arte de leer las Runas.

Desde el principio las Runas asumieron una función ritual y servían para leer la suerte, para predecir y para invocar altos poderes que pudieran influenciar las vidas y fortunas del pueblo. El arte del Runemal concernía a todos los aspectos de la vida, desde los más sagrados hasta los más prácticos. Había Runas y hechizos para influenciar el clima, las mareas, las cosechas, el amor, las curaciones; Runas para la fertilidad, para maldecir y para deshacerse de las maldiciones, para el nacimiento y la muerte. Las Runas eran talladas en los amuletos, en los utensilios para beber, en las lanzas de batalla, sobre los umbrales de las casas y sobre las proas de los barcos vikingos.

Los lectores de Runas de los teutones y vikingos usaban sorprendentes vestiduras con las que se reconocían fácilmente. Honrados, bienvenidos, temidos, estos shamanes eran figuras familiares en los círculos tribales. Existe evidencia de que un buen número de practicantes rúnicos eran mujeres.

El autor anónimo de la obra del siglo XIII, La Leyenda de Erik, el Rojo, nos presenta una vívida descripción de una Maestra contemporánea del arte rúnico:

Vestía una capa adornada con piedras en los bordes. Alrededor del cuello y cubriéndole la cabeza usaba un capuchón bordeado de pieles de gato blancas. En una mano llevaba una estaca con una perilla en la punta, y del cinturón que mantenía cerrado su largo vestido colgaba un saco de dijes.

Para los ojos pre-cristianos, la tierra y todas las cosas creadas estaban vivas. Varas y piedras servían para adivinaciones rúnicas, pues siendo objetos naturales guardaban poderes sagrados.

Los símbolos rúnicos eran tallados en madera dura, grabados en metal o cortados en piel teñida con pigmento a menudo mezclado con sangre humana con el objeto de acrecentar la potencia del hechizo. Las Runas más comunes eran guijarros lisos y planos con símbolos o glifos pintados sobre uno de sus lados. Los practicantes del Runemal sacudían su bolsa y esparcían los guijarros sobre la tierra: aquellos que caían con los glifos hacia arriba eran entonces interpretados.

La descripción más explícita que sobrevive de este procedimiento proviene del historiador romano Tácito. Al escribir en el año 98 D.C. sobre las prácticas prevalecientes entre las tribus germánicas, reporta:

A la adivinación y a echar la suerte le prestan atención más que otros pueblos. Su método para echar la suerte es simple: cortan una rama de un árbol frutal y la dividen en pequeñas piezas, las cuales marcan con ciertos signos distintivos y las esparcen al azar sobre un lienzo blanco. Entonces el sacerdote de la comunidad, si la suerte es consultada públicamente, o el padre de familia, si es consultado en privado, después de invocar a los dioses con la vista vuelta hacia el cielo, recoge tres piezas, una ala vez, y las interpreta de acuerdo con los signos previamente marcados sobre ellas.(Germania, Ch.X)”

Y, tal y como realicé en la I Parte, os dejo con los siguientes 20 poemas del Hávamál, Canto I, de los 83 que tiene en total.


Hávamál. Canto I
- Geðspeki -
“Para el Invitado”

21
Recogerse a su hora el ganado sabe
y deja entonces la hierba;
noción ninguna el necio tiene
de cuánto en su panza cabe.

22
El hombre ruin y de mal natural
de mucho se ríe;
algo no sabe y saberlo debía:
que faltas también él tiene.

23
En vela el necio las noches pasa,
mucho cavila;
pesaroso él está a la mañana,
sus males siguen igual.

24
Se piensa el necio tener un amigo
en todo el que ríe con él;
poco él ve que le dan mal trato
si está con gente sensata.

25
Se piensa el necio tener un amigo
en todo el que ríe con él;
he aquí lo que ve cuando pleito tiene:
pocos su parte apoyan.

26
Téngase el necio por hombre sabido,
si está en un rincón resguardado;
después no sabe qué cosa decir
si alguno a él le pregunta.

27
El necio llega a lugar de reunión,
mejor que se esté callado;
nadie le nota su poca cabeza
con tal que no hable de más.
No sabe tampoco el que nada sabe
cuándo está hablando de más.

28
Por sabio se tiene al que bien pregunta
y sabe bien responder;
nunca callado los hombres dejan
cosa que pase entre gente.

29
Quien nunca calla
muchas necias palabras dice:
la lengua ligera, si no se contiene,
a menudo su mal se canta.

30
Nunca el hombre que vaya a banquete
a nadie en ridículo ponga;
por sabio se tiene al que no sonsaca
y puede callar a piel seca.


Sirva para la luz.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.futharken.blogspot.com/ visiten y colabore con la publicidad de dicho sitio!!! Gracias!!!

25 febrero, 2009 19:35
margarita dijo...

esto de las runas me resulta totalmente nuevo, soy apasionada de estos temas y deseaba interiorizarme un poco mas de cosas así, últimamente entro una página de videncia, les agradecería que publiquen mas al respecto,saludos!

19 julio, 2009 23:30
Edda dijo...

Gracias Margarita por su visita y me alegra su descubrimiento de las runas, son realmente mágicas.

Como podrá ver en el blog voy haciendo entradas acerca de la historia y mitología rúnicas, para que se pueda apreciar y situar a las mismas un poco mas en su contexto.
Voy añadiendo información, espero que pueda continuar paseando por ésta, su casa.

Un abrazo.

20 julio, 2009 10:17

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras, siempre son bienvenidas.
Recibe mi abrazo más luminoso.

Nota: Siento añadir "verificación de palabra" entraban muchos spams.

Related Posts with Thumbnails
 

Copyright © 2008-2012 ·Mundo Edda Diseño de TNB