El Príncipe Angélico del Sur

El Príncipe Angélico del Sur
Angeles.Cielo Forma.Oraciones.Principados

Los lobos Sköll y Hati

Los lobos Sköll y Hati
Mitologia Nordica. Runas

Calma y Serenidad

Calma y Serenidad
Afirmaciones.Espiritualidad.Meditaciones.Salud.Videos

Gracias a cada segundo

Gracias a cada segundo
Afirmaciones. Oraciones

Éste va por vosotras, Julia y Merche, Merche y Julia.

9.9.09


Hoy me has enseñado como has pasado, como tú dices, "de no creer en nada en absoluto, ni de coña" a escuchar la voz interior de otro ser humano. ¡Grande, eso es grande!


Hoy me has enseñado como, por fin, te has liberado de todos aquellos a los que les estabas permitiendo que gobernaran tu vida y que por ello te encuentras un poco perdida, pero tu gran voluntad de querer encontrarte es más imperiosa que continuar con la cantinela de años. ¡Grande, eso es grande!


Todo esto, y mucho mas, lo he aprendido de estar simplemente una horita junto a vosotras dos. Como si fuera fácil haber cambiado en tan poco tiempo con unos hábitos, creencias, costumbres ... así sois vosotras. Me habéis enseñado que, cuando una es fiel a si misma, aunque no sepas exactamente que significa eso, se puede transitar en los caminos del cambio.


Cuantas cosas me enseñáis y que alegría se ha instalado en mí cuando, por fin, después de estar casi un año sin vernos, hemos vuelto a reunirnos.
Hemos pasado de estar juntas casi a diario, a estar todo éste tiempo cada una a lo suyo, pero siempre estamos ahí, aunque nuestros caminos parecen que últimamente nos marcan terrenos distintos.


Hablando de distinto, eso es lo que somos las tres, tremendamente distintas las unas de las otras, sin embargo siempre hemos encajado bien, y lo hemos celebrado, a veces con risas otras con llanto.


Pero, de todos los momentos, siempre me quedo con la misteriosa prenda del tiempo, la que nos permite ser como somos en cada momento, caminando y avanzando, sintiendo, compartiendo a través de los días de cambio.


Gracias, gracias, gracias, por venir a verme, por traerme tantas y reconfortantes nuevas y enseñarme.






La dificultad de aprender verdaderamente


En cierta ocasión, un hombre de gran erudición, fue a visitar a un anciano que estaba considerado como un sabio. Llevaba la intención de declararse discípulo suyo y aprender de su conocimiento.

Cuando llegó a su presencia, manifestó sus pretensiones pero no pudo evitar el dejar constancia de su condición de erudito, opinando y sentenciando sobre cualquier tema a la menor ocasión que tenía oportunidad. En un momento de la visita, el sabio le invitó a tomar una taza de té. El erudito aceptó, aprovechando para hacer un breve discurso sobre los beneficios del té, sus distintas clases, métodos de cultivo y producción. Cuando la humeante tetera llegó a la mesa, el sabio empezó a servir el té sobre la taza de su invitado. Inmediatamente, la taza comenzó a rebosar, pero el sabio continuaba vertiendo té impasiblemente, derramándose ya el líquido sobre el suelo.

- ¿Qué haces insensato? -clamó el erudito-, ¿No ves que la taza ya está llena?

- Ilustro esta situación -contestó el sabio-. Tú, al igual que la taza, estás ya lleno de tus propias creencias y opiniones, ¿De qué te serviría que yo tratara de enseñarte nada?


10 comentarios:

Jose Jaime dijo...

hola

bueno, esta la sabía,
ja,ja,ja
pero de todas formas es genial
así la recuerdo

gracias

que tengas felices sonrisas para hoy
y un gran abrazo de mi parte

09 septiembre, 2009 10:55
Edda dijo...

Es el cuento que me ha venido a la cabeza por la visita tan fantástica que he recibido.

Gracias José Jaime, que pases un buen día y recibe un abrazote fuerte.

09 septiembre, 2009 11:21
DE INTERES dijo...

Edda, he disfrutado tanto tu relato de la visita de tus amigas, porque esto es amistad, aun que los caminos las distancien, el corazon las une.Como dices: el transitar los caminos del cambio, ese estar abiertas a las circunstancias que varian, y todo con "alegría". La historia es una de las mas lindas para ilustrar que en nuestros recipientes debe haber espacio para recibir algo, mas. Me alegro de tu alegría, Un abrazo

09 septiembre, 2009 12:06
Juanjo dijo...

Me ha encantado la historia.


Un abrazo.

09 septiembre, 2009 12:32
Rudy Spillman dijo...

Edda, amén de todo lo que relatas yo leo entre líneas una poderosa y hermosa historia de fidelidad a la amistad que trasciende los tiempos.
Un beso grande, amiga.

09 septiembre, 2009 13:00
Edda dijo...

Gracias de interes, me alegra mucho el haber podido transmitirte la alegría del encuentro, fué corto pero intenso.

Un abrazo.

09 septiembre, 2009 19:23
Edda dijo...

Gracias Juanjo, son estupendas.
Un abrazo.

09 septiembre, 2009 19:24
Edda dijo...

Gracias Rudy, como bien dices la fidelidad en la amistad es de las cosas, al menos para mí, más importantes de ésta vida.
Todavía conservo, y es un tremendo orgullo para mí, a mi primera amiguita de pequeña, la primera, y eso que ni viviamos en el mismo lugar y sólo nos veíamos en fin de semana o vacaciones.
Después de unos cuantos años sin noticias, un día pudimos volver a encontrar los números de teléfono y aquí estamos las dos a más de 200 kilómetros de distancia y como si nada.
Un secreto: soy una persona afortunada, porque por circunstancias de la vida siempre me he ido moviendo de un lugar a otro, pero es que mis amigos me siguen allá donde estoy, no tienen precio, tengo un extraordinario tesoro, por eso me siento afortunada.

Un besote Rudy.

09 septiembre, 2009 19:32
Pharpe dijo...

Grandes amigas las que tienes realmente, tener a alguién así cerca siempre es muy bueno, felicidades. Besos

13 septiembre, 2009 12:14
Edda dijo...

Gracias Pharpe, en tu caso debe de ser parecido o similar :D
Besets.

13 septiembre, 2009 12:51

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras, siempre son bienvenidas.
Recibe mi abrazo más luminoso.

Nota: Siento añadir "verificación de palabra" entraban muchos spams.

Related Posts with Thumbnails
 

Copyright © 2008-2012 ·Mundo Edda Diseño de TNB