El Príncipe Angélico del Sur

El Príncipe Angélico del Sur
Angeles.Cielo Forma.Oraciones.Principados

Los lobos Sköll y Hati

Los lobos Sköll y Hati
Mitologia Nordica. Runas

Calma y Serenidad

Calma y Serenidad
Afirmaciones.Espiritualidad.Meditaciones.Salud.Videos

Gracias a cada segundo

Gracias a cada segundo
Afirmaciones. Oraciones

Seguridad y Confianza. Saberlo o no saberlo

27.2.10







Seguridad: Certeza de que algo va a cumplirse. Conocimiento seguro y claro de algo.

Confianza: Esperanza firme que se tiene de alguien o algo. Seguridad en uno mismo o en las propias cualidades. Ánimo, decisión, valor o vigor para obrar.








Un caminante llegó a un pueblo donde se anunciaba la actuación del “hombre maravilloso”, un personaje que, según contaba el pregonero, era capaz de realizar milagros.


El viajero se colocó en un lugar privilegiado para ver el número, y, empezado éste, observó que, en efecto, aquel hombre realizaba prodigios tan grandes como el de crear objetos de la nada.


Terminada la función, se acercó al «hombre maravilloso» y le preguntó:

-¿Dónde está el truco de los fenómenos que realizas?

-No hay ningun truco -contestó éste.

-¿Quieres decirme que eres capaz de crear de la nada? -volvió a inquirir.

-Así es -contestó de nuevo.

-Eso es imposible -gritó el viajero. Sólo puede crear Dios. ¿Es que acaso tú eres Dios?

-Así es -volvió a responder el “hombre maravilloso”.


Lleno de indignación ante aquella irrespetuosa manifestación, el viajero gritó burlándose:

-¡Tú eres tan Dios como puedo serlo yo!

-Así es también -respondió de nuevo-, sólo que hay una pequeña diferencia entre tú y yo.

-¿Cuál es? -preguntó intrigado el caminante.

-Que yo lo sé y tú no.







El Señor es mi pastor, nada me falta.
En prados de hierba fresca me hace reposar,
me conduce junto a fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas.
Me guía por el camino justo,
haciendo honor a su Nombre.
Aunque pase por un valle tenebroso,
ningún mal temeré,
porque Tú estás conmigo.
Tu vara y tu cayado me dan seguridad.
Me preparas un banquete
en frente de mis enemigos,
perfumas con ungüento mi cabeza
y mi copa rebosa.
Tu amor y tu bondad me acompañan
todos los días de mi vida;
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.


Salmo 23



2 comentarios:

Jose Jaime dijo...

Me ha gustado el cuento, tiene mucha moraleja.

Abrazo

27 febrero, 2010 10:51
Edda dijo...

Me alegro JJ que te guste, a veces, con ser conscientes de las cosas nos permite avanzar con más seguridad.
Un fuerte abrazo.

04 marzo, 2010 10:10

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras, siempre son bienvenidas.
Recibe mi abrazo más luminoso.

Nota: Siento añadir "verificación de palabra" entraban muchos spams.

Related Posts with Thumbnails
 

Copyright © 2008-2012 ·Mundo Edda Diseño de TNB